Es que no sé posar...

Trucos y consejos - Comentarios -

¡Hola!

¿Sabéis? Me he dado cuenta de que una de las cosas que más os preocupan cuando contratáis una sesión de fotos es no saber posar. Posiblemente la pregunta (a veces ruego) que con más frecuencia me dicen es “pero tú dinos lo que tenemos que hacer, ¿eh?”.

Así que aprovecho este momento para decíroslo, y así ya nos queda claro para futuras sesiones. Lo que tenéis que hacer es...Ser vosotros mismos. Fácil, ¿eh? No sé si es la repuesta que esperabais o si, por el contrario, os parece de perogrullo, pero mi experiencia me dice que es siempre lo mejor. Eso no quita que en momentos puntuales os pida que miréis de cierta manera, os coloquéis de un modo determinado, que hagáis cierto movimiento…

Pero debéis tener clara una cosa. El estilo de fotos que hago se denomina “lyfestyle” que aunque no tiene como tal una traducción al castellano, literalmente sería algo así como “estilo de vida” o “fotografía de lo cotidiano”.

 

¿Qué quiere decir esto? Muy fácil. Lo que buscamos es darle un toque artístico a vuestros retratos sin perder la naturalidad, la espontaneidad y vuestra esencia. Una sesión de fotos en la que os reconozcáis y os reconozcan.

Por eso los “posados” en este tipo de fotos están de más. O, como os comentaba un poco más arriba, se harán algunos que sean lo más naturales posible.

Sé que a muchos/as os intimidan las cámaras, es normal. Y más si la maneja una persona a la que apenas conocéis, y eso “corta” aún más. Pero mi trabajo, además de haceros fotos, es mitigar todo eso. Porque para esto, como para otras muchas cosas en la vida, existen trucos.


En casa del herrero, cuchillo de palo...


Os contaré un secreto… mi chica, una mujer maravillosa con una sonrisa increíble… apenas me deja sacarle fotos. El sueño de cualquier fotógrafo, vamos… Tengo más fotos de personas que han hecho sesiones conmigo y han repetido, que de ella. ¿El motivo? A pesar de que llevamos años juntos, y de que incluso en alguna ocasión ha colaborado conmigo, la cámara le impone muchísimo. En cuanto la enfoco se pone rígida, se le olvida sonreír, no sabe donde mirar...Así que con ella solo me quedan dos opciones: O ir como un “paparazzi” y pillarla con una foto “robada”, (esto me da para cuatro o cinco fotos en un día como máximo, porque al final siempre me pilla), o…. disfrazarla. Exacto, habéis leído bien. De pequeña, y hasta la adolescencia, hizo mucho teatro, y desde siempre le gustó eso de vestirse de otras personas e interpretar personajes. Así que cuando le hago fotos así, siente que no estoy haciéndole fotos a ella, si no al personaje… Aquí podéis ver algún ejemplo.

Vale, quizá esto no entre dentro del estilo “lifestyle”, pero me sirve como ejemplo para deciros que hasta para las personas más “impresionables” por una cámara hay soluciones.

Reconozco que este es el caso más extremo que he tenido. Generalmente esto se debe a los nervios, y es lógico. Pensáis en que vais a estar con una persona que no conocéis, en sitios públicos que os verán otras personas… Puede haber muchos motivos. Por eso, para vencer todo eso, mi metodología es muy sencilla.

 

TÉCNICAS PARA ROMPER EL HIELO Y QUE OS SINTÁIS COMO EN CASA.

Os voy a explicar cómo suelo afrontar las sesiones. Ni que decir tiene que esta es la forma en la que YO lo hago, y no es ni mejor ni peor que las de otros fotógrafos. Simplemente es la mía y es la que veo que me funciona…


Generalmente, cuando me escribís, me guardo vuestro contacto para poder preguntaros cosas, cuadrar fechas, y algunas otras cuestiones. Ese contacto más o menos regular, y los temas que tratamos (os voy pasando información sobre la sesión, os pregunto sobre el sitio donde queráis hacerlo y demás) no hacen ir rompiendo un poco el hielo y que, cuando nos veamos, no sea un simple desconocido con una cámara…

Una vez ya estamos en plena sesión, y sobre todo al principio, suelo pediros que os hagáis a la idea de que no estoy. Es más, de que estáis solos. Pasead juntos, ved el paisaje que os rodea, contad lo que veis… Para este tipo de sesiones suelo usar unos objetivos que me permiten sacaros bien sin estar demasiado cerca vuestro, sin atosigar ni que os sintáis vigilados.


Muchas veces pido, sobre todo a las parejas, si las veo un poco tensas, que hablen entre ellos, que se cuenten cosas (un chiste, por muy tonto que sea, lo que os está pareciendo la sesión, los planes que tengáis luego, las ganas de ver las fotos acabadas…) lo que sea, es vuestro momento y yo estoy lo suficientemente lejos siempre como para brindaros intimidad.

Esta foto es un ejemplo. Y a la vez lanzo un juego. ¿Qué creéis que se han contado? Os aseguro que yo no lo sé. Pero no parecen muy “tensos” ¿verdad?

 

A veces soy yo el que os cuento cosas, os suelto chascarrillos… Pero ya os digo, por experiencia, que hasta las parejas más tensas y menos acostumbradas a hacerse fotos, en treinta minutos se han soltado y hacen la sesión mucho más divertida ¡y hasta se les hace corta!

En este caso, os lo prometo, el chico era la primera vez que se hacía una sesión de fotos. Toda su familia (y su novia más aún) “alucinaron” cuando se prestó a hacerle las fotos… ¿Os parece “encorsetado” para ser su primera vez? Sed sinceros...

Y es que no solo quiero que os llevéis unas fotos bonitas, quiero que el recuerdo de la sesión sea el mejor. Que cuando miréis las fotos os reconozcáis, sí. Pero también que al verlas os provoquen una sonrisa, aunque sea ligera, recordando lo bien que lo pasamos ese día. Porque lo que hago no son simples retratos. No se trata solo de retratos, sino de evocar emociones y contar historia, vuestra historia.

Algarve (258 de 409) (Copiar)
Algarve (266 de 409) (Copiar)
Entrada blog 25-02-2020 (1) (Copiar)
Entrada blog 25-02-2020 (10) (Copiar)
Entrada blog 25-02-2020 (11) (Copiar)
Entrada blog 25-02-2020 (12) (Copiar)
Entrada blog 25-02-2020 (13) (Copiar)
Entrada blog 25-02-2020 (14) (Copiar)
Entrada blog 25-02-2020 (15) (Copiar)
Entrada blog 25-02-2020 (16) (Copiar)
Entrada blog 25-02-2020 (17) (Copiar)
Entrada blog 25-02-2020 (18) (Copiar)
Entrada blog 25-02-2020 (19) (Copiar)
Compartir 
Cristina García
Que verdad en todo lo que escribes Ricardo.
Eres un pedazo de fotografo, muy cercano y divertido y nunca se te acaban las ideas...
Una de las cosas por las que no nos sentimos rígidos y estamos a gusto es porque siempre consigues que en ese momento se te vea como un amigo y no solo como un fotógrafo. Nosotros repetiremos mil veces más cada vez que queramos tener un bonito recuerdo y más ahora con nuestro peque. Gracias por todas las fotos tan bonitas y también por la paciencia que tienes q tener a veces jajaja, nunca dejas de sorprendernos con cada sesión .
Susana
Que bonito lo que haces y que fácil lo pones. Te conocimos a través de las fotos de comunión de un amigo del colegio, y nos lanzamos a probar una sesión contigo en familia. Ha sido todo un acierto porque el resultado nos gusta mucho y creo que ya estamos pensando en el lugar para hacer el tercero ya que llevamos juntos.
Nos encanta tu mirada a través del objetivo del momento natural ese que dices que no nos damos ni cuenta.
Te estás convirtiendo en uno más para nuestra familia y esperamos seguir durante mucho tiempo así.
Totalmente recomendable para tener un bonito recuerdo de ese momento de nuestras vidas.
Gracias por tu trabajo y esfuerzo para conseguir ese resultado magnífico.

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 + 7 =
Ver anterior Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías